• Justificación

    En las universidades de los países latinoamericanos, los programas de formación de maestría han tenido importancia significativa en la promoción del desarrollo técnico y científico. Sin embargo, existen restricciones cuando se busca vincular estos referentes teóricos a la investigación sobre recursos naturales, cultura, historia y necesidades tecnológicas, limitando así el potencial de esos programas generadores de conocimiento, en la formación de investigadores para integrar con visión holística sus aplicaciones a esos temas. En particular, el estudio del Consorcio para el Desarrollo Sostenible de la Ecorregión Andina (CONDESAN, 2000) indica que la formación de recursos humanos es insuficiente en aspectos ambientales, sociales y económicos para enfrentar el reto del desarrollo sustentable.

    La región latinoamericana posee gran diversidad de recursos naturales y heterogeneidad geográfica y ecológica. A pesar de esta riqueza que constituye su ventaja comparativa, presenta altos índices de pobreza, depredación y degradación de sus recursos naturales y del medio ambiente, tanto en los sectores urbanos como en los rurales, que requieren la reflexión de la academia, la atención de profesionales multidisciplinarios en la investigación científica y el diseño de propuestas. Por tanto, existen diversas razones que justifican la existencia del PDERN y DS que fueron reseñados en este documento, entre ellos:

    1. La base económica del desempeño de los países Andinos se vincula al eje primario- exportador, y esas actividades económicas generan impactos sobre el ambiente y los recursos naturales, lo que requiere de la investigación aplicada para plantear la gestión sostenible bajo la evidencia en la realidad de estos países..
    2. La necesidad de formación de investigadores que aporten nuevos conocimientos en esta área de especialización, dado las evidencias del bajo desempeño en la formación de investigadores vinculados al quehacer de los países Andinos.
    3. El vínculo entre el área del conocimiento y las instituciones que alojan el programa del PDERN y DS tanto la Universidad Nacional Agraria La Molina de Lima-Perú, como la colaboración establecidas en su desarrollo con la Universidad Nacional Autónoma de México (2005), la Universidade Estadual de Campinas (2014), la participación de doctores de la Universidad del Desarrollo de Chile, entre otras instituciones participantes, además de la acreditación alcanzada en el modelo CONAEU (2015).
    4. Que el PDERN y DS es el único que se ofrece en la región Andina, satisfaciendo la demanda de formación de investigadores en esa área del conocimiento.
    5. Que el número de vacantes que se establece obedece a razones académicas y de capacidad física para dar atención a los estudiantes, además que el programa realiza admisión cada dos años.
    6. Que existe demanda de postulantes al PDERN y DS, así como que participan del programa estudiantes de diversos países, aperturando tanto una amplitud de experiencias y el programa tiene base multidisciplinaria, aspectos que permiten una mayor interacción académica en los diferentes ámbitos del desarrollo sustentable.