Presentación  
JARDÍN BOTÁNICO “OCTAVIO VELARDE NÚÑEZ"
 

Los Jardines Botánicos están considerados como uno de los centros de conservación ex situ de la biodiversidad, además de representar lugares de esparcimiento y educación.

La forma más eficaz de conservar la biodiversidad es impedir la destrucción o degradación del hábitat, asegurando la conservación de la diversidad del paisaje y de los ecosistemas. Sin embargo, para la conservación de especies, géneros y poblaciones se debe considerar programas complementarios tales como el monitoreo de especies en ambientes naturales y la protección ex situ en jardines botánicos, zoológicos, bancos de germoplasma y acuarios.

En la actualidad ante la pérdida acelerada de los ecosistemas naturales, la conservación ex situ se presenta como una alternativa que además de concientizar y promover el interés público en la biodiversidad, proporciona material para investigaciones científicas y genera la información necesaria que garantice la efectividad de los programas de conservación, tales como mejoracmiento genético, propagación de plantas, manejo, introducción y repoblamiento, entre otros.

La Estrategia Global para la Biodiversidad (WRI, IUCN y PNUMA, 1992) considera como medida 68 la necesidad de convertir a los Jardines Botánicos del mundo en una red importante de conservación ex situ de los recursos de plantas silvestres.

En los 1,846 jardines botánicos y arboretos del mundo se cultivan unos 4 millones de plantas, representativas de unas 80,000 especies. De estas, unas 1,500 son especies en peligro de extinción.

Los Jardines Botánicos cumplen pues un papel fundamental aproximando al ser humano con el mundo vegetal y recuerda el beneficio de conservar y manejar racionalmente los recursos.

En este sentido el Jardin Botánico "Octavio Velarde Núñez" de la Universidad Nacional Agraria de La Molina desarrolla actividades de investigación, conservación, propagación y difusión cultural-educativa de los valores del mundo vegetal.

El Jardín Botánico "Octavio Velarde Núñez" ofrece a la población limeña, además de un lugar de esparcimiento, un centro para aprender sobre el Perú, sus riquezas vegetales y el gran potencial que ello representa; pues no sólo tendrá un agradable encuentro con las plantas, sino también la oportunidad de conocer algunas especies de las principales formaciones vegetales de nuestro terrotorio, así como el origen y aplicación de muchas plantas alimenticias, medicinales o de uso industrial.

 
       
 
 
     
.