Universidad Nacional Agraria La Molina
Centro de Investigación de Hidroponía y Nutrición Mineral

fda.gif
 
 

MODULO DEMOSTRATIVO

El CIHNM ha implementado un módulo demostrativo en un área de 750 m2 donde ha instalado diversos sistemas hidropónicos que muestran el potencial que éstos pueden brindar en actividades educativas, sociales y/o comerciales.

Sistema de Raíz Flotante

La producción en el sistema de raíz flotante se realiza en tres etapas: almácigo, primer transplante y transplante definitivo. Para la etapa del transplante definitivo, disponemos de 16 contenedores de madera de 1 m x 1 m x 0.1 m, forrados interiormente con una manga de polietileno de color negro de 6 micras. En este sistema hidropónico cultivamos principalmente lechuga, apio y albahaca.

En las etapas del primer transplante y transplante definitivo se requiere de una plancha de termopor (poliuretano expandido) perforado, la cual flota en la solución nutritiva sosteniendo a las plantas.

Para lograr una mejor oxigenación de las raíces, se ha hecho una pequeña modificación al sistema, suspendiendo 2 a 3 cm las planchas de termopor, de tal forma que queden soportandas en los bordes del contenedor y de esta forma no estén en contacto con la solución nutritiva, dejando un espacio entre la solución nutritiva y la plancha de termopor. Para ello, es necesario extender dos cables o alambres galvanizados No 16 de un lado a otro del contenedor. Esta práctica permite obtener un mayor desarrollo radicular y un aumento significativo del peso fresco de las plantas, además de prolongar la vida útil de la plancha de termopor.


Sistema NFT Modificado o Recirculante

La producción en el sistema NFT también se realiza en tres etapas: almácigo, primer transplante y transplante definitivo. Para la etapa del transplante definitivo, contamos con dos unidades del sistema NFT de recirculación intermitente.

La primera unidad ocupa un área de 50 m2, en la que se cultivan 720 plantas de fresa de la variedad Chandler. Esta unidad consta de 24 canales de 9 m de largo cada uno. Los canales de cultivo empleados son tubos de PVC de 4 pulgadas de diámetro y cada canal tiene 30 agujeros de dos pulgadas. La solución nutritiva formulada para este cultivo, se prepara en un tanque de 600 litros de capacidad.

La segunda unidad opera en un área de 100 m2 en la que se producen 2,300 plantas de lechuga. Esta unidad consta de 48 canales de 10 m de largo cada uno, distribuidos en 6 subunidades, cada una con 8 canales. Para construir los canales de cultivo, se emplearon tubos de PVC de 3 pulgadas de diámetro y cada canal tiene 50 agujeros de 1.5 pulgada, distanciados 20 cm. La solución nutritiva se prepara en un tanque de 1,100 litros de capacidad.

Las plantas provenientes de la etapa del primer transplante, se colocan en vasos de plástico perforados en la base, por donde se hace atravesar las raíces del cultivo; luego los vasos con las plantas se colocan en los agujeros del canal. Se usan vasos de 1 onza para plantas de lechuga y macetas de plástico de 4 onzas para plantas de fresa.

La modificación del sistema consiste en mantener una altura de 2 cm de solución nutritiva en los canales de cultivo durante los períodos en que ésta no circula. La recirculación de la solución nutritiva se realiza por períodos de 15 minutos cada media hora, lo cual permite una reducción significativa (50%) del consumo de electricidad. Las dos unidades funcionan con el mismo programador o timer.


Cultivo en Sustratos

El cultivo en sustrato difiere de los sistemas de cultivo en agua en que las raíces de las plantas se desarrollan sobre un medio sólido que sirve principalmente de soporte a las plantas. En los sistemas que utilizan sustratos se pueden cultivar todo tipo de hortalizas.

El sustrato debe suministrar a las raíces el agua necesaria para el desarrollo de la planta y el aire suficiente para la respiración de las raíces. De allí la importancia para mantener un equilibrio entre la cantidad de agua y aire disponible.

Los sustratos se pueden usar solos o en mezclas. Se han probado principalmente sustratos de origen natural que abundan en diferentes partes del país, entre ellos arena de río, arena de cantera, arena de cuarzo, piedra pómez, gravilla, grava, cascarilla de arroz, residuos de ladrillo, etc.

Los rendimientos dependerán del cultivo, tipo de sustrato, frecuencia de riego y de las condiciones climáticas.


Sistema de Riego por Goteo

El sistema de sacos de cultivo con sustrato para tomate incluye la instalación de un sistema de riego por goteo. El sistema consta de dos etapas: almácigo y transplante definitivo. Para el transplante definitivo se dispone de un área de 150 m2, donde se tienen 10 hileras de 10 m de largo. En cada hilera se colocan en doble fila los sacos de cultivo sobre el suelo.

El saco de cultivo tiene un metro de largo y 0.3 m de ancho. El saco de cultivo es una manga de polietileno blanco de 8 micras de grosor, y se rellena con 30 litros de sustrato (arena de cantera o piedra pómez). En cada saco de cultivo se colocan dos plantas y cada hilera tiene 20 sacos de cultivo. El distanciamiento entre plantas es 45 cm.

El sistema de riego por goteo cuenta con dos tanques de 1 m3 c/u, dos electrobombas de ½ HP, tuberías de PVC de 1", mangueras de PE de 12 mm, microtubos de 3 mm y goteros tufftif de 2 L/hora.

Cada planta es alimentada por un gotero a través de cual llega la solución nutritiva. La frecuencia de riego se establece según el estado fenológico del cultivo, el tipo de sustrato y las condiciones climáticas. El sistema de riego cuenta con un programador horario. Los riegos duran de 3 a 5 minutos y se efectúan hasta 8 riegos por día (se suministra de 1.0 a 1.5 litros de solución nutritiva por planta) para el cultivo de tomate en plena producción.

Los experimentos ejecutados en este sistema incluyen la comparación de variedades (híbridos) de tomate de crecimiento indeterminado, el efecto de las características físicas y químicas de dos sustratos, arena y piedra pómez que son materiales que abundan en nuestro país, la formulación de la solución nutritiva según el estado fenológico del cultivo, el rendimiento en Kg/m2 a campo abierto.

Se han obtenido resultados muy satisfactorios que ha permitido seleccionar las variedades que mejor se adaptan a nuestras condiciones, los tomates tipo beef o redondo lograron los mayores rendimientos y mayor vida de anaquel, lográndose en promedio 21 Kg/m2.

Sistema de Columnas

Este sistema es apropiado para cultivar fresas por su alta producción por unidad de área. Las columnas pueden ser mangas plásticas de 8 micras de espesor y de 25 a 30 cm de diámetro, o macetas de termopor (poliestireno expandido) de 3.5-4.0 litros de capacidad, las cuales van apiladas una sobre otra; también puede utilizarse tubos de PVC de 6 ó 8" de diámetro, aunque no es aconsejable por su mayor costo con respecto a las dos primeras opciones. En cada columna de 8 macetas apiladas se pueden cultivar hasta 32 plantas (4 plantas/maceta, una en cada esquina). Las columnas, mangas o macetas contienen un sustrato liviano, como piedra pómez o perlita solos, o mezclados con arena, turba, musgo, cascarilla de arroz o fibra de coco .

La solución nutritiva se distribuye por mangueras de polietileno negro que corren sobre las columnas. Sobre cada columna, se coloca un gotero conectado a una cruceta con 4 microtubos de 3 mm de diámetro, los cuales se colocan en diferentes puntos de la columna: 1, 3, 5 y 7 maceta desde arriba hacia abajo. Cuando se enciende el sistema de riego, la solución nutritiva ingresa por cada microtubo, de tal forma que todo el sustrato se humedece por gravedad. Cuando se emplean mangas plásticas, los microtubos se colocan en cada agujero de la primera línea superior.

En un área de 40 m2 se tienen 4 hileras, cada una con 8 columnas de 1.70 m de alto. Se tienen columnas con macetas apiladas y con mangas de polietileno de color blanco de 8 micras y 30 cm de diámetro. En cada columna se tienen 32 plantas de fresa. El distanciamiento entre plantas es 25 cm. Próximamente esta área será ampliada para tener el doble de columnas.

Se han evaluado cuatro sustratos livianos: cascarilla de arroz, piedra pómez, mezcla de piedra pómez y cascarilla y mezcla de gravilla y cascarilla. Los mayores rendimiento se han obtenido en piedra pómez y cascarilla utilizados solos


Universidad Nacional Agraria La Molina
Centro de Investigación de Hidroponía y Nutrición Mineral
Av. La Molina s/n  La Molina, Lima 12 - Perú
Telf. (51-1) 614-7800 anexo 276. 
Fax (51-1) 348-5359

 Email: redhidro@lamolina.edu.pe
2010

arriba