RED

HIDROPONIA 

Boletín Informativo Número 14

Número 14 Enero/Marzo Año 2002

 

     Universidad Nacional Agraria La Molina     wpe6.jpg (8963 bytes)

Centro de Investigación de Hidroponía y Nutrición Mineral

Departamento de Biología

Edición

Alfredo Rodríguez Delfín

Coordinación

Milagros Chang La Rosa
Marilú Hoyos Rojas

Diseño y Diagramación

Yolanda Condor Mori

Colaboración

Carlos Arano (Argentina)
Steven Carruthers (Australia)
Rick Donnan (Australia)
Pedro Furlani (Brasil)
Howard Resh (Canadá)
Juan Figueroa (Chile)
María Milagros Gonzáles-Real (España)
Pedro-Florián Martínez (España)
Otmar Silberstein (EEUU)
Gloria Samperio (México)
Sonia Rodríguez (México)
Lynette Morgan (Nueva Zelanda)
Alvaro Sánchez (Uruguay)

Esta es una publicación trimestral de RED HIDROPONIA, Centro de Investigación de Hidroponía y Nutrición Mineral, Departamento de Biología, Universidad Nacional Agraria La Molina, Lima, Perú.

La información y las opiniones que aparecen en los artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores.  

En este número:

Nota del Editor

Artículos Técnicos

Hidronoticias

Nos Preguntan...

Nuevas Publicaciones

Eventos

Nota del Editor   

Los que formamos parte del Centro de Investigación de Hidroponía de esta universidad, queremos desearle un Felíz y Venturoso Año 2002! Que este año nuevo, sea un año propicio para fortalecer nuestra fé, tan necesaria para poder sostenernos tanto en los buenos como en los malos tiempos. Que el 2002 sea un buen año para todos nuestros amigos hidropónicos. ¡FELIZ AÑO NUEVO!

En este nuevo año, queremos empezar impulsando Red Hidroponía. Para este efecto, se hace necesario actualizar la base de datos de todos los miembros inscritos, principalmente en lo referente a las direcciones electrónicas.

Para sostener y mejorar el servicio que muchos de Uds. ya conocen, es necesario contar con su valioso apoyo a través de una cuota anual por derecho de inscripción o membresía. La cuota anual será de US $ 15 por persona y US $ 100 para instituciones u organizaciones. Este apoyo permitirá continuar con nuestra labor de difusión de la hidroponía entre los países latinoamericanos. Además, este apoyo le brindará los siguientes beneficios:

Todo lo descrito anteriormente entrará en vigencia a partir de Abril 2002. Esperamos su valioso apoyo y comprensión. Muchas gracias,

Alfredo Rodríguez Delfín
Editor

Artículos Técnicos

LA EXCESIVA RADIACION SOLAR Y LOS TOMATES
J. Benton Jones Jr & Phillip A. Gibson

(The Growing Edge Vol 12 (6))

En la temporada de siembra de 1998-99, tres productores de tomate de invernadero obtuvieron rendimientos aceptables y de buena calidad. Uno se encontraba en Carnesville, Georgia, al noreste del estado; los otros dos en Carolina del Sur, en Aiken y Chesnee. Las plantas fueron cultivadas en sacos o macetas con perlita usando riego por goteo.

Los tres productores volvieron a sembrar para la temporada 1999-2000, además un nuevo productor en Moncks Corner, Carolina del Sur, comenzó su primera siembra. Todo fue bien hasta comienzos del 2000, cuando los cuatro productores comenzaron a observar cambios significativos en la arquitectura de la planta; el tamaño de la planta y del fruto disminuyó y el rendimiento decayó. Fuimos llamados para ayudar a estos productores para hacer algunos cambios en sus prácticas culturales y para darles un trato esperanzador a estos problemas que aparecieron en el crecimiento y desarrollo de la planta.

Reduciendo significativamente la concentración elemental de la solución nutritiva y con sombreado, el productor de Chesnee fue capaz de mantener su cultivo hasta fines de junio. El productor de Aiken también cambió la fórmula de su solución nutritiva y colocó tela sombreadora antes de lo usual, y luego un aumento del sombreado en el pico del invernadero; con estos cambios fue capaz de mantener una producción razonable a lo largo de junio, aunque el rendimiento fue menor que el año anterior. Sin embargo, los productores de Carnesville y Moncks Corner terminaron sus cultivos a comienzos de mayo y ninguno tuvo una producción significativa de marzo a mayo.

Para la temporada 2000-01, los cuatro productores sembraron sus plantas en el invernadero con sombra a fines de agosto; el productor de Moncks Corner fue incapaz de controlar las condiciones ambientales en su invernadero y tuvo que volver a sembrar. En Aiken, después de 8 semanas, las plantas crecieron vigorosamente y el productor les puso sombra. Las condiciones de sombreado fue de 40% sobre todo el invernadero y otro 40% sobre el pico del invernadero, lo mismo que la primavera anterior, pero sus plantas mostraron signos de estrés; el rendimiento fue bajo, alrededor de 550 libras por semana (el rendimiento del año anterior fue de 700-1000 libras por semana). En Chesnee y Carnesville, los productores colocaron la sombra antes de lo usual, las plantas crecieron lentamente, el rendimiento fue pobre y las plantas tuvieron un tamaño reducido. A comienzos de febrero del 2001, el productor de Chesnee estaba satisfecho pero no tanto como en la temporada 1998-99. Mientras que el productor de Carnesville obtuvo frutos pequeños y de mediana calidad, muy diferente a la temporada 1998-99.

¿Qué pasó?
¿Cuál fue la diferencia entre las temporadas 1998-99 y 2000-01 si los productores siguieron las misma prácticas culturales?¿Cuál fue la diferencia en estas estaciones que afectó el desarrollo de las plantas?

La primera clave fue cuando estábamos regresando, Carnesville y Chesnee están en la misma latitud, distanciados 90 millas. El invernadero de Carnesville parecía más iluminado (la cobertura del invernadero parecía tener dos años) y las plantas lucían pobres; con tallos delgados, follaje esparcido y baja producción. Por el contrario, el invernadero de Chesnee tenía un plástico menos transparente que tenía 6-7 años. Los cambios positivos después del sombreado antes de lo usual para Chesnee y Aiken nos hizo creer que la radiación solar era un posible factor de influencia. El reto era encontrar los datos de radiación solar registrados durante las dos temporadas para poder hacer la comparación.

Después de muchas llamadas y preguntas, tuvimos satisfacción con el análisis de los minutos mensuales de brillo solar que fueron registrados para las dos temporadas, en el aeropuerto internacional de Greenville-Spartanburg en Greer, Carolina del Sur. Asumiendo que los cuatro productores siguieron sus propias prácticas culturales (cuando los visitamos no encontramos deficiencias significativas en sus prácticas culturales) y que no tuvieron ningún problema con la planta, el número de minutos de brillo solar significativamente más alto fue para la temporada 1999-2000 cuando la comparamos con la temporada 1998-99, parece ser un factor influyente.

Basados en estos datos es posible que más de 10,000 minutos de brillo solar al mes hayan afectado a las plantas de tomate. Observando los registros diarios, hay períodos cortos y largos de minutos acumulados durante cada mes. Por lo tanto, la longitud de cada período de minutos acumulados sobre períodos cortos puede tener un menor impacto que períodos largos de alta concentración.

Sabemos que los minutos de brillo solar son muy útiles pero no los necesitamos; lo que necesitamos es una medida actual de la radiación solar, que no ha sido medida en una base consistente en ninguna estación meteorológica en Carolina del Sur.

Ciertos factores pueden moderar la intensidad de la radiación solar que recibe el suelo, tales como la humedad, el polvo y otras partículas suspendidas. Las temporadas 1999-2000 y 2000-01 fueron secas con períodos y cantidad de precipitación fueron considerablemente menores a lo normal. Por lo tanto, el efecto filtrante del vapor de agua (humedad) asociado a las partículas suspendidas en la atmósfera se redujo significativamente intensificando la radiación solar recibida.

El tanque, una medida comúnmente usada, determina la demanda de evaporación, la cual puede ser convertida en un valor de energía. Después de visitar la estación climatológica en Clemson University, nos enteramos que las lecturas del tanque de evaporación habían sido altas en el reciente año en las dos localidades de Carolina del Sur, lo cual verifica nuestra sospecha que la intensidad de la radiación solar fue alta debido a la larga sequía que se dio en esa región. Los últimos meses de verano y el otoño del 2000 fueron anormales en Georgia y Carolina del Sur con muchos días despejados lo cual se traduciría en una alta radiación solar que entra al invernadero. El mayor número de minutos de brillo solar necesita ser examinado para determinar cuál es la estación de cultivo, 1998-99 ó 1999-2000 fue típica o si los patrones de fluctuación pueden ser determinados.

El follaje de la planta
En "Greenhouse Extremes, Part One: Minimizing the Effects of High Temperatures" (The Growing Edge Volumen 12 (3), Enero/Febrero 2001), la Dra. Lynette Morgan provee información muy útil de cuál es la mejor forma de trabajar con altas temperaturas en el invernadero, la energía radiante del sol puede tener un gran impacto en el ambiente del invernadero y en las plantas. En situaciones de alta radiación solar, un apropiado enfriamiento del invernadero es esencial para una producción exitosa.

Como el Dr. Maynard Bates dice en su presentación "Computarización e Instrumentación para la producción de cultivos" en la reunión de la Sociedad Americana de Hidroponía de 1999, la temperatura del follaje es un factor que necesita ser medido y controlado. Para el tomate, la temperatura del follaje no debería ser mayor a un rango de 22 a 26° C; aunque la temperatura del aire que rodea la planta sea mayor a la ideal, las plantas que están activamente transpirando no se verán significativamente afectadas. Otras características que necesitan ser monitoriadas y controladas incluye la humedad y niveles de CO2.

Los productores no se dan cuenta que el follaje actúa como una caja alrededor de las plantas, con el pequeño intercambio que se da en la atmósfera del invernadero. Esto se hizo evidente en un experimento cultivando tomate en un invernadero donde se medían frecuentemente la temperatura y el CO2 dentro y fuera del follaje. La primera "sorpresa" fue que el contenido de CO2 caía rápidamente cuando las primeras horas de luz alcanzaban el invernadero, decrecía alrededor de 330 ppm a 280 ppm o menos. La humedad tendía a ser mayor dentro del follaje que fuera de él y había un grandiente significativo de temperatura desde la parte inferior hacia la parte superior del follaje. Ni siquiera el sistema de ventilación fue efectiva para mezclar el aire dentro del follaje (para saber más del experimento ver "Greenhouse Microclimate for Tomatoes in the Southeast" por Harper, L.A. et al, Journal of American Society for Horticultural Science, Volumen 104 (1979), 659-663). Desde que existe una relación lineal entre el CO2 contenido en el aire que rodea la planta dentro de un ambiente normal (250-350 ppm CO2) y la tasa fotosintética, cualquier descenso en el CO2 reducirá la tasa fotosintética, un factor que reducirá la tasa de desarrollo de la planta y el rendimiento del fruto.

Es difícil empujar el aire dentro del follaje (aunque los ventiladores estén dirigidos hacia él). Una solución es colocar tubos de ventilación en la base del follaje y empujar el aire a través de éste, las ventajas de esta técnica son considerables. El aire mantendrá el CO2 dentro del follaje a niveles ambientales, optimistamente mayor a 300 ppm. En la estación fría, el aire caliente es empujado a través del follaje para mantener la temperatura apropiada alrededor de las plantas. Asimismo, en estaciones cálidas se empuja el aire frío a través del follaje promoviendo la transpiración. El movimiento del aire a través del follaje mantiene a la planta seca reduciendo potencialmente las enfermedades. También los insectos como la mosca blanca reducen su habilidad de posarse en el envés de las hojas.

Un sistema de distribución de aire utilizado en regiones del sur, donde se necesita de calor y frío casi a diario, es construir un plenum alrededor del enfriador. Colocando un gran ventilador en lo alto del plenum, el aire puede ser dirigido hacia abajo por un tubo en el techo del invernadero, el cual provee algo de aire caliente al otro extremo del plenum, luego el aire es distribuido a una serie de tubos que lo llevará a tubos de ventilación localizados en la base de cada hilera de plantas. Se necesitarán pequeños ventiladores para empujar el aire frío desde la base del plenum hasta cada tubo de ventilación en las hileras. Para mover el aire en cualquier dirección, se necesitará de una válvula al extremo de cada tubo de ventilación para canalizar el aire en una dirección apropiada. Si sólo se necesita aire caliente se puede instalar un sistema de cambio para dirigir el aire a los tubos de ventilación.


Figura 1. Dirigiendo el movimiento del aire desde abajo hacia arriba del follaje puede enfriar o calentar efectivamente un cultivo, dependiendo que es lo que se requiera.

 


Figura 2. Una malla de sombra movible colgada de ganchos en el techo de un invernadero puede ser colocada para que se extienda automaticamente cuando los niveles de la radiación solar alcanzan niveles potencialmente dañinos
.

Controlando la alta radiación solar
Es bien conocido que el tomate responde a cambios de radiación solar, desde días soleados a días nublados. Sin embargo, pequeña es la consideración sobre los cambios que ocurren cuando pasa de una baja a una alta radiación solar.

El efecto de las condiciones lumínicas cambiantes podría ser diferente dependiendo de la longitud del día. Por ejemplo, bajo condiciones de días cortos, las plantas se acostumbran a un período específico de luz, en un período nublado con pocos días soleados, el crecimiento de la planta y el fruto es lento. Plantas acostumbradas a condiciones de días largos se ajustan fácilmente a períodos nublados con un crecimiento un poco lento de la planta y el fruto, pero cuando el cielo se despeja, el ajuste a la alta radiación solar puede afectar a la planta y al fruto. Cuanto más largo sea el período de baja radiación mayor será el impacto cuando regresen los días de alta radiación.

Bajo condiciones de alta radiación, un sombreado movible es esencial para el éxito de la producción. La práctica más común es extender la tela sombreadora en la parte superior del invernadero, manteniéndola el tiempo que sea necesario. El tiempo y el grado de sombra depende de las condiciones climáticas. Un posible sistema sería tener la tela sombreadora en la base del techo del invernadero y podría jalarla desde los lados hacia el centro del invernadero; la sombra debe colocarse desde las 11:00 am a 1:00 pm, durante periodos de alta radiación solar. Es posible que los productores puedan conectar un mecanismo y un reloj programador que faciliten esta tarea diariamente.

Mucho se conoce sobre los requerimientos de la cantidad mínima de radiación solar para el tomate pero poco se sabe sobre el impacto de la alta radiación solar. El tomate es una planta C3; cuando ocurre la saturación fotosintética, la radiación solar adicional no incrementa la tasa fotosintética, en vez de eso el calor que rodea a la planta comienza a aumentar. La pregunta es: ¿qué nivel de radiación solar debe entrar para que esto ocurra y si el tiempo juega algún rol?. Por ejemplo, períodos cortos de alta radiación solar pueden tener un mínimo efecto adverso mientras que períodos largos pueden ser perjudiciales.

La transpiración
La transpiración es un proceso que usa la planta para refrigerarse. La tasa de transpiración depende de la habilidad de la planta de tomar agua a través de sus raíces y transportarla por su sistema radicular. La transpiración también depende de las características del aire que rodea las hojas. Para plantas hidropónicas (asumiendo que las raíces funcionan normalmente), los dos factores que afectan la absorción de agua son la conductividad eléctrica (CE) de la solución nutritiva y de la cantidad de oxígeno (O2) que rodea las raíces. Cuando la CE aumenta, el O2 que rodea a las raíces disminuye y también la absorción de agua. Bajo situaciones de alta demanda atmosférica, las plantas pueden marchitarse debido a una elevada CE y/o a una inadecuada aireación, a pesar de que hay suficiente agua en la raíz.

Aplicaciones frecuentes de solución nutritiva en la parte superior del sustrato puede afectar la absorción de agua si el sustrato se está saturando durante cada riego y limitando la cantidad de O2 que rodea la raíz. Examinamos los patrones radiculares de las plantas cultivadas en las macetas con perlita de los dos productores de Carolina del Sur y el de Carnesville, y encontramos que la mayor parte de la masa radicular estaba alrededor del exterior de las paredes, esto indica la pobre aireación en la parte central debido a los riegos frecuentes que mantienen saturada a la perlita con la solución nutritiva la mayor parte del período del cultivo.

Los cuatro experimentaron problemas con la CE elevada de la perlita durante la estación de 1999-2000 y frecuentes lavados que tuvieron un pequeño efecto en reducir la CE. Como lo habíamos mencionado antes, la reducción de la concentración de los elementos de la solución nutritiva tuvo efectos positivos en Chesnee y Aiken. Con la combinación del incremento del sombreado, las plantas empezaron a verse más típicas, aumentando el rendimiento, calidad y tamaño del fruto (más sobre manejo de la solución nutritiva de tomate hidropónico de invernadero ver "Building Better Hydroponic Tomatoes" por Dr. Benton Jones Jr. The Growing Edge, Vol 12 (1) 1 Setiembre/Octubre 2000).

Bajo condiciones de alta humedad relativa, la transpiración se reduce y si la demanda atmosférica es alta, la planta se verá severamente afectada. Pero bajo tales condiciones, mover el aire de la superficie de las hojas mejora la transpiración y mantiene refrigerada a las plantas.

Estudios asociados
Un productor de Dallas, Texas fue entrevistado y explicó su sistema para cultivar tomates que producía una tonelada, el cual fue el título de la entrevista. El productor había preparado una mezcla especial de suelo en camas elevadas, utilizó varios fertilizantes y otras enmiendas que según él, contribuían en su éxito de producir un rendimiento inusual. El agua se aplicó por un sistema de riego por goteo y puso un cobertor plástico sobre las camas de las plantas para evitar que la lluvia interfiera con la tasa de riego. Pero el mayor éxito se debió al plástico utilizado para cubrir las plantas, el cual reducía la radiación solar incidente y no era la mezcla especial de suelo ni las enmiendas. La cubierta también difundía la luz, el cual podría ser otro factor importante.

A comienzos de los 70’s se cultivaron tomates en dos invernaderos, uno en la universidad de Georgia, Athens y el otro en el Southeastern Piedmont USDA Conservation Research Station. Los dos invernaderos están a menos de una milla de distancia, uno estaba cubierto con vidrio y el otro con fibra de vidrio. Aunque los experimentos fueron idénticos, la apariencia de los tomates fueron diferentes. En el invernadero de vidrio, las plantas tuvieron un color verde opaco con entrenudos largos; mientras que en el invernadero de fibra de vidrio, las plantas eran de color verde oscuro, con apariencia lustrosa y entrenudos cortos. Pero a pesar de estas diferencias, sobre un período de 12 temporadas de cultivo (una secuencia de cultivos de otoño y primavera) se encontró que el rendimiento y la calidad del fruto fueron generalmente comparables en los invernaderos. Desafortunadamente, estos experimentos no fueron diseñados para maximizar el rendimiento que podría haber mostrado diferencias debido a la cobertura de los invernaderos.

Además, no se hizo nada para diferenciar las características visuales de las plantas en los dos invernaderos, pero el experimento ilustró los efectos de la intensidad luminosa y la calidad del tomate. El vidrio es más transparente que la fibra de vidrio y el vidrio filtra ña radiación de onda corta (más de este experimento ver "Water and Nutrient Element Regulation Prescription on Nonsoil Media for Greenhouse Crop Production" por Bruce, R. R et al. Communication in Soil Science and Plant Analysis Vol 11, No. 7 (1980), 677-698).

En otro experimento, la variable invernadero fue totalmente removida. Se establecieron dos unidades hidropónicas en el campo de Anderson, Carolina del Sur. Una se estableció en un terreno expuesto al sol todo el día y el otro sólo recibía sol parte del día. Ambas unidades tenían los mismos procedimientos de operación, las plantas fueron transplantadas el mismo día, los mismos cultivares y se utilizaron estacas de 6 pies de alto como tutores.

Las plantas que estuvieron expuestas al sol nunca alcanzaron la parte superior de las estacas, mientras que las plantas que recibían sol parte del día fueron podadas cuando alcanzaron la parte superior de las estacas. También, el número y tamaño de fruto fue mayor en las plantas parcialmente soleadas. Después que la mayor parte del fruto fue cosechada a fines de Agosto, se podaron las plantas a 6 pies y se dejaron los chupones. Se formaron pocos chupones en plantas expuestas al sol y no fructificaron. Las plantas soleadas parcialmente produjeron muchos chupones que casi alcanzaron los 6 pies antes de la temporada fría.

Ninguno de los cultivares de invernadero fueron seleccionados para alta radiación solar, la mayoría de ellos han sido mejorados y seleccionados para bajas radiaciones; la tolerancia al calor y duración del día también pueden ser factores importantes.

‘Trust’, ‘Match’ y ‘Blitz’ se cultivaron hidropónicamente en campo un verano en Anderson, para demostrar cómo las condiciones de alta radiación puede afectar a cultivares comunes para invernadero. Bajo condiciones de sombra parcial, los tres cultivares produjeron frutos pequeños. Las plantas crecieron muy altas y con follaje esparcido.

Durante el otoño-invierno de 1997, se cultivaron hidropónicamente tomates Burpee ‘Delicious’ en un invernadero con ambiente pobremente controlado. Sorprendentemente, las plantas crecieron y produjeron frutos de alta calidad, aunque algunos frutos eran deformes debido a la mala polinización, pero la calidad era excelente.

Otra experiencia personal se dió a comienzos de los 80’s en el centro de Florida cuando estaba aconsejando a un productor que había sembrado tomates en una pequeña unidad hidropónica cerrada con luz difusa. El productor seleccionó a ‘Walter’ una variedad común de campo, estas plantas obtuvieron altos rendimientos y excelente calidad de fruto.

Conclusiones
La forma exitosa de cultivar tomate bajo condiciones de alta radiación solar, en invernadero o en campo, es controlar la cantidad y la intensidad de la radiación solar que incide en las plantas. En invernaderos, el uso de mallas sombreadoras móviles es esencial para cubrir las plantas diariamente durante los picos de radiación o cuando se requiera, basándose en la medición de la radiación. La sombra también se puede aplicar en campo, creando un área con sombra móvil o colocar las unidades a la sombra de árboles u otras estructuras. Hay otra justificación para cambiar el tradicional sistema de aireación del invernadero, los cultivo se beneficiarán moviendo el aire desde la base hasta la parte superior del follaje.

Es importante recordar que estos experimentos se llevaron a cabo en el sureste de Estados Unidos, por lo que recomendamos no aplicarlo en todas las situaciones, particularmente en latitudes del norte donde períodos de alta radiación no se dan durante el período de cultiivo. Además, podríamos probar que las condiciones de 1998-2000 fueron atípicas, pero nuestras observaciones indican que hay mucho que aprender a cerca del tomate y su respuesta a altas radiaciones.

Bibliografía
Bates, Cr. Maynard, 1999. Computerization and Instrumentation for Crop Production oral paper, Hydroponic Society of America Meeting.

Bruce, R. R.; J. E. Pallas, Jr.; L. A. Harper and J. B. Jones, Jr, 1980 Water and Nutrient Element Regulation Prescription on Nonsoil Media for Greenhouse Crop Production. Communications in Soil Science and Plant Analysis, Vol. 11 (7): 677-698.

Harper, L. A.; J. E. Pallas, Jr.; R. R. Bruce and J. B. Jones, Jr., 1979. Greenhouse Microclimate for Tomatoes in the Southeast. Journal of American Society for Horticultural Science. Vol. 104: 659-663.

Morgan, Lynette. 2001 Greenhouse Extremes, Part One: Minimizing the Effects of High Temperatures. The Growing Edge Volumen 12 (3).

 

LA INDUSTRIA HIDROPONICA COMERCIAL EN LOS ESTADOS UNIDOS
Dan Brentlinger
Cropking Inc. EEUU

Introducción
La industria hidropónica en los Estados Unidos ha avanzado un largo camino durante los últimos 30 años. Han habido muchos cambios en la industria hidropónica; los invernaderos han cambiado un poco, aunque no tremendamente, como tener sistemas de ambiente controlado y equipos de fertilización.

Ahora se tienen invernaderos altamente eficientes en energía, cubiertos con doble capa de policarbonato de alta tecnología que reducen los costos de energía; con aditivos de polifilm que atrapan los rayos infrarojos dentro del invernadero de tal modo que se reduce el consumo de combustible, y también con aditivos que excluyen ciertas longitudes de onda de luz que inhiben el crecimiento de hongos.

Se ha logrado sistemas de control ambiental computarizados que monitorean y ajustan las condiciones dentro del invernadero, basados en las condiciones de tiempo y luz solar que existen fuera del invernadero.

Se usan sistemas precisos de riego o fertigación que están controlados de acuerdo a las necesidades de las plantas, y que están basados en la luz solar y/o en los análisis nutricionales computarizados de las hojas de las plantas.

Se instalan sistemas de calefacción en el piso para calentar las raíces del tomate y también el follaje de la parte más baja de la planta, ya que la producción es mejor a temperaturas cálidas.

En los invernaderos se colocan colmenas de abejorros para reemplazar la tediosa e imperfecta polinización que, en el pasado, ha generado muchos gastos y no han sido efectivos. Con las abejas se logra mejor polinización, mayor número, grandes y mejores frutos, mayor precocidad en la maduración y tomates de mejor calidad.

Se usan sistemas de crecimiento que son menos costosos y que son mucho más productivos que los sistemas pasados de musgo y vermiculita, usados a comienzos de los años 70. Ciertamente los métodos y sistemas hidróponicos han cambiado, pero tal vez el cambio más significativo ha sido el cambio en el lugar de mercado para el producto final de tomates, lechugas, pepinillos, pimientos, hierbas y otros vegetales. Es este cambio en el mercado que ha facilitado el crecimiento significativo de la industria hidropónica y que hoy día muchos están gozando.

El Mercado
Como se sabe, un negocio es exitoso y tiene un futuro sólido sólo si existe un mercado en crecimiento para el producto que se produce. Los productores hidropónicos quieren producir lo que es fresco, sano, nutritivo, limpio, de buen aspecto, libre de pesticidas y, sobre todo, producir lo que sabe bien.

El público consumidor está cansado de los tomates insípidos y blandos y está dispuesto a pagar mejores precios si puede conseguir un tomate que realmente tiene sabor a tomate. La industria del tomate nacional e internacional está respondiendo a la demanda del mejor sabor. Los clientes compran tomates sabrosos, no importa el costo.

Mike Kemp, gerente corporativo de mercadeo de producción para 400 almacenes establecidos en Eden Prairie, Minnesota, sostiene que las dos categorías de tomate de crecimiento más rápido son el tomate de enredadera y el hidropónico. Los tomates hidropónicos cuestan más al consumidor pero el cliente pagará más por el buen sabor.

Jim Corrigan, presidente de Carrot Top, menciona que ahora los tomates explican el 6 al 8% de las ventas del producto, comparados con el 3 a 4% hace algunos años. Los tomates hidropónicos y los de enredadera contribuyen significativamente con aquellos incrementos.

La línea de fondo es que la producción hidropónica ha hecho incursiones significativas en el mercado y en las mentes de los consumidores. Esta buena acogida en el mercado es positivo para ser identificado como cultivado hidropónicamente, aunque la demanda para nuestro producto no solamente ha ayudado a la industria a crecer hasta donde ahora está, sino que está estableciendo el escenario para un mayor crecimiento en el futuro.

Cultivos
El tomate es aún el principal cultivo que se está produciendo hidropónicamente en los Estados Unidos, debido a que su consumo continua aumentando, fijado ahora en 10 Kg/persona/año. El volumen requerido para abastecer esta demanda promete tener tomates en el primer lugar de la lista por mucho más tiempo.

El cultivo que sigue en orden de producción de área, cultivado hidropónicamente por los productores americanos es el pepinillo híbrido europeo. También está aumentando en popularidad y ciertamente veremos que la producción de este cultivo de alto valor aumentará.

La lechuga hidropónica aún es un cultivo relativamente pequeño, como lo son las hierbas y los pimientos. Mientrás exista mucho interés por los pimientos, hasta ahora no ha llegado a ser extensivamente cultivado por los productores hidropónicos americanos, posiblemente debido al hecho de que los productores holandeses han hecho un buen trabajo para producirlos y venderlos a altos precios pero aceptables para los consumidores americanos.

Sistemas
Los sistemas hidropónicos que se usan hoy en día en los Estados Unidos son considerablemente diferentes a aquellos usados hace 30 años. Los dos sistemas más populares y más productivos y disponibles son los de lana de roca y perlita. Aunque no tengo un estudio profesional para probarlo, supondría que al menos el 90% de la producción en los Estados Unidos usa uno de estos dos sistemas, siendo el de lana de roca el más ampliamente usado.

El sistema de perlita en sacos ofrece algunas ventajas, principalmente a los pequeños productores, mientrás que el sistema de lana de roca ofrece ventajas a los grandes productores, quienes pueden disponer de equipos más precisos y costosos para manejar su solución nutritiva. El costo de los dos sistemas es comparable y la producción es igual entre ambos.

Area de Cultivo
Siempre ha sido difícil estimar la cantidad de producción hidropónica en invernadero en los Estados Unidos. El número total de acres lo podemos determinar facilmente con el número limitado de operaciones "grandes" a lo largo del país, ya que, desde que no existe una organización que guarde estos tipos de registros, son los pequeños productores que hacen difícil estimarlo.

Una de las formas de obtener un estimado razonable es proyectando el número de acres establecidos sobre las ventas de semillas para plantas de invernadero. He intentado hacerlo en unión con las grandes compañías que suministran semillas al mercado hidropónico, y he entrevistado, especialmente a los grandes productores, acerca de sus planes de expansión para llegar a las siguientes cifras.

En el siguiente cuadro, se muestra el área destinada hasta 1997 por los mayores productores de tomate en los Estados Unidos.

ESTADO

Area (acres)

Arizona

70

California

20

Colorado

150

Nevada

10

Nueva York

10

Pennsilvania

30

Texas

120

TOTAL

410

1 hectárea = acre x 0.405

Además existe un número de pequeños productores a lo largo de Estados Unidos que sumados en conjunto, su área de producción ha sido estimada en cerca de 260 acres. Otro estimado incluye unos 15 acres de pimientos, 65 acres de pepinillos y 30 acres de lechuga.

Esto aporta la producción total hidropónica en los Estados Unidos de tan sólo 780 acres, que no está no muy lejos de los productores canadienses y menos del 10% del número de acres en Holanda.

Como la demanda del mercado continua creciendo, la gente empezará a ver mas seriamente a esta industria en desarrollo. Como los sistemas de crecimiento y la tecnología continua mejorando, también aumentará beneficiosamente la producción hidropónica.

Los mayores productores continuarán entrando y saliendo en la industria hidropónica y los pequeños productores continuarán encontrando su propio nicho local. Ambos tienen un lugar diferente y válido en el mercado.

El pequeño productor generalmente siempre tendrá la capacidad de entregar un producto más fresco a los establecimientos locales, puesto que frecuentemente cosechan y lo entregan en el mismo día o al día siguiente. También serán capaces de proveer un nivel de servicio que no lo puede dar el productor grande. Los pequeños productores necesitan ser certeros para proveer el más alto nivel de calidad y servicio si desean competir por el espacio con el productor más grande.

Las herramientas están disponibles para brindar en puntos de compra materiales de comercialización, promociones con video en las tiendas, y entregas fuera de fecha a tiendas locales cuando lo necesiten. Brindando este nivel extra de calidad, servicio y atención personal, el pequeño productor será capaz de sacar provecho y crecer con su empresa hidropónica.

Definición de Cultivo Hidropónico según USDA
En conclusión, existe una asunto que puede ser de interés para los productores hidropónicos que me gustaría compartir. En Abril de 1996, una organización de comercialización de productos en Cleveland, Ohio, comenzó a comercializar tomates etiquetados como "hidropónicos", los cuales en realidad, habían sido cultivados en suelo en invernaderos de vidrio convencionales.

La firma de comercialización así como los productores, no argumentaban el hecho de que cultivaban en suelo sino que alegaban de que estaban usando riego por goteo y que esterilizaban sus suelos entre cultivos, por lo que pretendían que sus tomates fuesen considerados como hidropónicos y que se les debería permitir etiquetarlos y venderlos como hidropónicos habiendo crecido en suelo.

Cuando me enteré de esto, me contacté con la Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y con la División de Artículos Agrícolas Perecibles (PACA), y presenté una queja. Hablé con Floyd White, de la División de Frutos y Vegetales de la PACA. Después de indagar sobre el asunto, me llamó para confirmarme de que su oficina estaba de acuerdo con mi argumento, de que los tomates crecidos en suelos no deberían ser llamados hidropónicos. Me envió una carta donde claramente se lee "que no es legal hacer negocio para etiquetar y/o vender productos crecidos en suelo como aquellos crecidos con métodos hidropónicos".

Una copia de la carta les fue enviada a la organización de comercialización y a los productores involucrados pero no tuvo efecto. Los tomates continuaron apareciendo en el mercado aún mal etiquetados como hidropónicos.

Luego los productores en suelo apelaron a la decisión de la PACA, quienes creyeron que existía una ventaja económica al etiquetar su producto crecido en suelo como hidropónico, puesto que los verdaderos tomates hidropónicos estaban disponibles en el mercado a mayor precio.

Durante el proceso de apelación, hablé con muchas personas de la USDA y de la PACA, y discutí el tema. El asunto de una definición federal para lo hidropónico apareció y ninguno con quienes hablé fueron capaces de encontrar una. Esta fue la llave para proteger nuestros tomates hidropónicos, teniendo una definición federal del término hidropónico registrado.

Pasaron muchos meses y en Setiembre de 1996, el Sr. White de la PACA se contactó conmigo para avisarme de que el asunto había sido reconsiderado, como resultado de la contienda iniciada por los productores en suelo, y que el fallo de la PACA se mantuvo firme.

El Sr. White nuevamente me confirmó que sin una definición federal, sería difícil hacer cumplir sus decisiones si los productores deciden continuar con el asunto en las cortes, o si la industria hidropónica deseaba continuar con las opciones legales para obligar a los productores a no continuar con el mal etiquetado de sus tomates como hidropónicos.

A las pocas semanas, hablé con otros representantes de la USDA y finalmente fueron puestos en contacto con el Sr. Mike Dietrich, especialista de estandarización de la Sección de Productos Frescos de la USDA. Después de mucha indagación, Mike fue afortunado al encontrar una definición federal que existía para los tomates cultivados hidropónicamente.

Con esta confirmación, ahora tenemos una definición federal propia para tomates hidropónicos. Esta debería usarse como una ayuda para disuadir a quienes lo consideraron falsamente usando el término hidropónico en un producto cultivado en suelo.

Para que nuestra industria continue progresando, debemos tener cuidado de proteger la integridad de nuestro producto y el sistema usado para producirlo.


HIDRONOTICIAS

TERCER CONGRESO Y CURSO INTERNACIONAL EN TOLUCA, MEXICO

La Asociación Mexicana de Hidroponía nos ha informado que, debido a una serie de dificultades de tipo logístico y económico, han decidido cambiar la sede del Tercer Curso y Congreso Internacional de Hidroponía, el cual se iba a realizar en Chihuahua. Ahora este importante evento se llevará a cabo por tercera vez en Toluca los días 18, 19 y 20 de Abril del 2002 en las instalaciones de CEMEXPO.

Es una nueva oportunidad, principalmente para los mexicanos que deseen aprender o ampliar sus conocimientos en la técnica hidropónica. El evento será realzado con la presencia de expositores reconocidos a nivel mundial, quienes compartirán sus conocimientos con el público participante.

Para mayor información sírvase contactarse a: anilusa@prodigy.net.mx o visitar la página web: http://www,hidroponia.org.mx

GANADORES DEL 4to CONCURSO DE HIDROPONIA ESCOLAR

Por cuarto año consecutivo se llevó a acabo la Ceremonia de Premiación del 4to Concurso de Hidroponía Escolar 2001 en el Auditorio Principal de la Universidad Nacional Agraria La Molina.

La ceremonia se realizó el Viernes 7 de Diciembre a las 2:00 pm, y fue presidida por el Sr. Rector de esta casa de estudios, Ing. Francisco Delgado de la Flor, quien dirigió el discurso de honor entre el público asistente, destacando la participación de las delegaciones de estudiantes y profesores de los diferentes centros educativos que participaron en este interesante evento, destinado a fomentar la instalación, implementación y mantenimiento de huertos hidropónicos en los centros educativos de Lima y Callao.

El ganador absoluto del concurso fue el C.N. "San Luis Gonzaga" de San Juan de Miraflores, logrando el Primer Puesto por tercer año consecutivo. El Segundo Puesto lo obtuvo el Colegio Particular "Sir Isaac Newton" de La Molina y, el Tercer Puesto, el CEI (Centro educativo Inicial) "Emilia Barcía Boniffatti" de San Miguel.

También se debe destacar la participación de los siguientes centros educativos por haber logrado un diploma de honor con Mención Honrosa por su destacada participación en el Concurso: C.N. "Bartolomé Herrera" de San Miguel, el CEE (Centro Educativo Especial) "Juan Pablo II" de La Molina y el Colegio Particular Winnetka de Chaclacayo,.


CN "San Luis Gonzaga" ,San Juan de Miraflores, Primer Puesto del Concurso de Hidroponía Escolar 2001

EL CIHNM RECIBIO A VISITANTES ECUATORIANAS

Una delegación de cuatro profesionales de diferentes especialidades del Instituto Nacional de la Niñez y la Familia (INNFA) del Ecuador, realizó un viaje técnico y de estudios a Chile y Perú para conocer de cerca algunas experiencias educativas, comerciales y sociales en hidroponía que se vienen realizando en ambos países.

La delegación estuvo conformada por la Sra. Tamara Aucatoma de Quito, Sra. Mónica Troya de Cotopaxi, Sra. Carola Cabrera y Srta. Mirian Alvarez de Guayaquil. El INNFA viene ejecutando un proyecto de hidroponía social ("Mejoramiento de la disponibilidad de alimentos en los Centros de Desarrollo Infantil INNFA") en colaboración con la FAO-RLC en 8 localidades diferentes del hermano país. El proyecto ya lleva un año de ejecución y se extenderá por un seis meses, siempre con la colaboración de la FAO.


Mónica Troya, Marilú Hoyos (CIHNM), Tamara Aucatoma, Mirian Alvarez, Milagros Chang (CIHNM) y Alfredo Rodríguez (CIHNM)  en el Módulo de Hidroponía del CIHNM


Visita técnica a Cultivos Hidropónicos ACSAC, Cieneguilla, Lima

En Perú, el Centro de Investigación de Hidroponía de esta universidad tuvo el privilegio de ser el anfitrión. La delegación ecuatoriana permaneció en el Perú del 1 al 4 de Noviembre del 2001. Durante este tiempo, entre las actividades realizadas, las visitantes participaron en el primer día del Curso Práctico de Hidroponía realizado el 3 de Noviembre, visitaron el Módulo de Hidroponía del CIHNM, las instalaciones comerciales del centro de producción hidropónica de fresas, acelga y tomate de Cultivos Hidropónicos ACSAC en Cieneguilla, y los huertos escolares de los centros educativos CN "San Luis Gonzaga" y CEE "Juan Pablo II". Esperamos que esta visita al Perú haya sido del agrado de nuestras amigas ecuatorianas y, sobre todo, haya sido de mucho provecho para ayudarles a impulsar el proyecto de hidroponía que vienen ejecuntado en su país.


Y RESPONDEMOS
....

A continuación presentamos algunas cartas enviadas por nuestros amigos hidropónicos. Debido a la gran cantidad de consultas que nos hacen, agradeceremos que sus preguntas sean puntuales y no tan extensas. Red Hidroponía se reserva el derecho de sintetizar el texto de las cartas

Esta semana recibí el nuevo libro de "Soluciones Nutritivas en Hidroponía" y los felicito por lo que están haciendo. Como les comenté, estoy cultivando pimiento, utilizando la fórmula La Molina con Fetrilom Combi en la solución concentrada B.

En el libro hablan de un síntoma caracterizado por la deformación de hojas. Tengo muchas plantas con este síntoma y quería saber si me pueden ayudar. El análisis de agua es el siguiente:

pH 7.0, CE 1.2 mS/cm, cloruros 181 mg/L, sulfatos 331 mg/L, bicarbonatos 106 mg/L, calcio 104 mg/L, magnesio 7.3 mg/L, potasio 3.5 mg/L, sodio 131 mg/L y hierro 0.9 mg/L. ¿Qué fórmula me aconsejan para pimientos? Muchas gracias

Rodolfo Faria
Argentina

rodoafa@yahoo.com

De acuerdo al análisis de agua, ésta es ligeramente salina (1.2 mS/cm), con alto contenido de sodio (>50 mg/L) y cloruros ( >100 mg/L), lo que estaría contribuyendo a salinizar el sustrato cada vez que se riega con solución nutritiva y, como consecuencia, las plantas sufrirían un ligero estrés por sales (hojas inferiores se doblan hacia arriba). Si la deformación es en las hojas jóvenes, entonces es un problema de deficiencia de calcio y/o  boro.

El contenido de magnesio en el agua es muy bajo y el calcio está en buen nivel.  Se  debe hacer un ajuste de la solución nutritiva reforzando los niveles de calcio y magnesio.  Una solución nutritiva para pimiento debe tener una concentración entre 40 - 50 mg/L (ppm) de magnesio y entre 150 - 200 mg/L de calcio.

En lugar de 220 g de sulfato de magnesio para preparar 2 litros de solución concentrada B, debe pesar 300 g.  Para incrementar la concentración de calcio, puede seguir las instrucciones del cuadro 16 (pagina 59) del libro de Soluciones Nutritivas.

Por otro lado, para reforzar la nutrición de las plantas, es importante hacer aplicaciones foliares  semanales de calcio y boro  y, de micronutrientes cada 15 días.

Hemos optado por utilizar agua tratada por ósmosis inversa por el problema que tenemos con la conductividad. Por ello tuvimos que recalcular la fórmula de nutrientes; les enviamos los cálculos para que nos digan si están bien:

Solución Concentrada A

Nitrato de potasio

670 g

Superfosfato triple

180 g

Nitrato de calcio

950 g

Solución Concentrada B

Sulfato de magnesio

520 g

Quelato de Hierro 5.4% Fe

37 g

Solución de micronutrientes

400 ml

Solución de Micronutrientes

Sulfato de manganeso

5.0 g

Ácido bórico

8.5 g

Sulfato de cobre

1.0 g

Sulfato de zinc

2.2 g

Sol. de molibdato al 10%

2.2 g

Nos estaría faltando cloro, pero no sabemos cómo obtenerlo. Por favor revisen la fórmula y envíennos las correcciones necesarias. La CE del agua tratada es de 0.02 mS/cm. Saludos.

Marina y Hernán Lescano
Santa Fe, Argentina

adrianalescano@ciudad.com.ar

Esta es una propuesta para preparar las soluciones concentradas A y B. Los valores que aparecen luego de los pesos, son las concentraciones de los elementos en un litro de solución nutritiva que aportan los fertilizantes.

Solución Concentrada A

Nitrato de potasio

670 g

251 ppm K, 91 ppm N

Nitrato de calcio

810 g

126 ppm N, 150 ppm Ca

Aparte, preparar la solución de superfosfato triple porque el calcio y fósforo pueden precipitar al mezclarse con el nitrato de calcio.

Solución de Supertriple

180 g

35 ppm P, 25 ppm Ca

Solución Concentrada B

Sulfato de magnesio

450 g

43 ppm Mg

Quelato de Hierro 5.4% Fe

28 g

1.5 ppm Fe

Solución de micronutrientes

400 ml

 

Solución de Micronutrientes

Sulfato de manganeso

5.0 g

0.5 ppm Mn

Ácido bórico

7.5 g

0.5 ppm B

Sulfato de cobre

1.0 g

0.1 ppm Zn

Sulfato de zinc

2.2 g

0.2 ppm Cu

Solución de molibdato al 10%

2 ml

0.05 ppm Mo


Una solución de molibdato al 10% significa que hay 10 g de molibdato en 100 ml de agua.  Se necesita 0.2 g de molibdato o 2 ml de la solución al 10%.

El nivel de nitrógeno aún está alto (217 ppm), debería bajarlo hasta 190 ppm; y se puede hacer reduciendo el nitrato de potasio.  Para compensar el potasio, se puede agregar sulfato de potasio pero en la solución B.

Algunos de los fertilizantes tienen impurezas y contienen algo de cloro; por lo tanto, es difícil observar una deficiencia de cloro.

Buscando información sobre cultivos hidropónicos  encontré  su página web. Soy Ing. Agr. y trabajo en la cátedra de Horticultura de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Santiago del Estero, Argentina.

Trabajaré en un invernadero de 10 m x 100 m, el cual tiene 8 piletones con las siguientes medidas: 24 m x 4.6 m x 0.14 m y están al ras del suelo. Actualmente el invernadero está ocupado con almácigo de tabaco pero deseo empezar a producir lechugas, principalmente de tipo mantecosa.


Este invernadero está en la provincia de Salta cuyas temperaturas máximas y mínimas  medias son: Octubre 26º C y 12º C, Noviembre 27º C y 15º C, Diciembre 28º C y 16º C, Enero 27º C y 16.5º C, Febrero 26º C y 16º C, Marzo 24º C y 15º C y Abril 22º C y 12º C.


En cuanto al agua la calidad es muy buena: pH 6.7-7.0 , CE 0.31 mMhos/cm, sodio 0.7 meq/L, potasio 0.04 meq/L, calcio 1.4 meq/L, magnesio 1.4 meq/L; cloruros 0.8 meq/L, bicarbonato 2.5 meq/L, boro 0 ppm , RAS 0.6, clasificación del agua según Riverside C2-S1.

¿Qué nutrientes y cuánto debo usar en los piletones en las diferentes etapas del cultivo? ¿Qué factores debo controlar para evitar el bolting en lechuga?. Desde ya les agradezco su atención, y en espera de una pronta respuesta les saludo cordialmente.

Mónica Saad  
Santiago del Estero, Argentina
msaad@unse.edu.ar

Para preparar la solución nutritiva para lechuga puede usar la formula de la solución hidropónica La Molina. Para preparar 1 m3 de solución nutritiva se requiere 5 L de solución concentrada A y 2 L de solución concentrada B. El volumen de agua que se necesita para llenar un pilón de 24 m x 4.6 m x 0.14 m es 15.5 m3, para lo cual se necesita 77.5 L de solución concentrada A y 31 L de solución concentrada B. Puede reducir la profundidad de los piletones a 0.1 m para reducir el consumo de agua y fertilizantes.

De acuerdo al análisis de agua, ésta contiene poco calcio (1.4 meq/L = 28 mg/L), poco magnesio (1.4 meq/L = 16.8 mg/L) y nada de boro, entonces se debe reforzar los niveles de estos elementos minerales en la solución nutritiva.  Para tal efecto, se debe preparar una solución concentrada C de nitrato de calcio (570g/5 L).  Para no elevar la concentración de nitrógeno; se debe reducir la dosis de nitrato de amonio de la solución concentrada A (de 350 g a 90 g/5 L).  Por otro lado, se debe aumentar el nivel de magnesio en la solución concentrada B (de 220 g a 300 g/2 L). Finalmente, para aportar boro, se debe agregar 5 g de ácido bórico en lugar de los 3 g que se utiliza para preparar 1 L de la solución de micronutrientes.  Este litro de solución de micronutrientes alcanza para preparar 2 L de solución concentrada B.  Para mayor información, puede visitar nuestra pagina web (ver Soluciones), o consultar nuestra nueva publicación "Soluciones Nutritivas en Hidroponía".

La lechuga es un cultivo sensible a la temperatura, y el bolting (elongación del tallo y floración) es precisamente una respuesta a altas temperaturas.  Para reducir los efectos del estrés térmico y evitar los síntomas de bolting, sería conveniente colocar una malla de sombra 50% a 15 cm del techo del invernadero, principalmente durante los meses más calurosos (Octubre a Marzo).  Otra alternativa es utilizar variedades tolerantes al calor, también llamadas variedades de verano y una tercera alternativa podría ser cosechar las lechugas antes de completar su maduración.

Tengo un cultivo de tomate hidropónico en camas con cascarilla de arroz, la cual fue desinfectada como se recomienda. A pesar de seguir paso a paso todos los requerimientos para una total desinfección y prevención de plagas y enfermedades, en este momento se observa un marchitamiento que empieza en el ápice o cogollo de algunas matas; otras veces en las hojas inferiores, y la planta muere.

Llevé una planta a la Universidad de Los Llanos para su diagnóstico y me informaron que era una bacteria llamada Pseudomonas.  Desde entonces le he aplicado a mi cultivo productos como funguicidas y bactericidas como el Timsen, Kasumin, Benlate, y también droga como Estreptomicina (Estreptobec) entre otros, y no puedo controlar esta enfermedad.

¿Es imposible controlar esta enfermedad que está acabando con todo? O es posible que existan otras causas que tengan este diagnóstico y se controle de diferente manera? He descartado hongos como Fusarium por  cuanto las raíces las encuentro normales y de color blanco. Por favor, pueden ayudarme?

Eduardo Romero
Colombia

servinge@col1.telecom.com.co

La contaminación por Pseudomonas es una enfermedad bacteriana (marchitez bacteriana) difícil de controlar.  El foco de contaminación proviene de la cascarilla de arroz, probablemente porque no fue desinfectada adecuadamente.  Benlate es un fungicida y Kasumin es un bactericida; ambos no funcionan.  Dependiendo del estado de las plantas, probablemente se pueda lograr algo.  Aquí le damos algunas recomendaciones:

  • Eliminar las plantas enfermas y quemarlas
  • Evitar cualquier contacto de la raíz con el suelo, para ello, los contenedores deben estar sobre una manga plástica.
  • Eliminar (podar) las hojas inferiores afectadas
  • Agregar más sustrato (aporcar) alrededor del cuelo de la planta con la finalidad de que ésta genere nuevas raíces adventicias.  El aporque debe ser de unos 15 a 20 cm  
  • Emplear bactericidas de uso veterinario: Oxitetraciclina 300-500 mg/L  y sulfato de Streptomicina (polvo mojable al 25%)  300-500 mg/L
  • Aplicar semanalmente las soluciones anteriores.  Aplicar alternando cada producto; primera semana Oxitetraciclina, y la segunda semana sulfato de Streptomicina.  Aplicar con mochila dirigiendo el chorro al cuello de la planta.

También puede usar Oxicloruro de cobre (Cupravit) 4 g/L u otro producto a base de cobre (Sulfato de cobre pentahidratado (Phyton)), pero debe tener cuidado porque estos productos envejecen a las plantas.

Soy estudiante de la Universidad Nacional de Colombia y adelanto estudios sobre la producción de forraje bajo invernadero con y sin la técnica NFT, para desarrollar mi tesis de grado.

No he tenido buena asesoría en esta área y en mi región poco se conoce  sobre estas técnicas. Cualquier información o recomendación que me puedan brindar se los agradeceré.

Juan Palomino Cossío
Colombia

palominojuan@latinmail.com

No se práctica la producción de FVH con sistema NFT; porque este sistema es utilizado principalmente para cultivar hortalizas de hoja.  La producción de FVH se hace en bandejas de plástico, colocadas en varios niveles. Para mayor información, puede revisar los diferentes números del boletín informativo de Red Hidroponía, donde podrá encontrar algunos artículos sobre el tema.

Estamos cultivando a campo abierto tomate chonto, milano y habichuela; nuestra preocupación radica en la cantidad de agroquímicos utilizados. Queremos llevar a nuestros clientes un producto no tóxico, además de mejorar la productividad y prevenir los riesgos de la agricultura a campo abierto.

En la actualidad tenemos unas necesidades diarias durante todo el año de 1,200 kg de tomate chonto, 600 kg de tomate milano y 1,400 kilos de tomate habichuela.

Hemos consultado a agrónomos en Colombia, pero las opiniones difieren mucho, creemos en la hidroponía bajo invernadero, pero es necesario una asesoría seria y responsable, sin especulaciones. Considero que en nuestro país estamos muy atrasados en este tema y nos gustaría establecer comunicación con personas como Uds. Agradecemos de antemano su valiosa colaboración

Santiago Domínguez R.
Colombia

macondo@andinet.com

La aplicación excesiva de agroquímicos es una práctica muy común en el cultivo de tomate cultivado tradicionalmente. El manejo integrado de plagas (MIP), aplicado de manera oportuna, puede ayudar a reducir el uso de pesticidas, a través del control biológico, control etológico, control físico o mecánico, cultural y el uso de plantas biocidas y agroquímicos, principalmente aquellos de bajo efecto residual.

La producción en invernaderos se conduce principalmente bajo sistemas de cultivo sin suelo o hidroponía y el tomate se adapta muy bien a este sistema de producción.  Precisamente se cultiva tomate de variedades de crecimiento indeterminado en invernaderos para evitar la entrada de plagas y así obtener un producto libre de pesticidas.   

Por otro lado, el éxito de una buena producción depende mucho de una nutrición balanceada de las plantas y, la técnica de cultivo sin suelo ofrece esta gran ventaja.  Es posible adaptar la nutrición a las necesidades de cada momento, variando la concentración de los nutrientes para acelerar el crecimiento, favorecer la floración o mejorar la calidad y el tamaño de los frutos.

He leído las publicaciones que aparecen en los boletines; son muy interesantes. Hay una que ha llamado mi atención en el Boletín No 5: "Manejo de Nutrientes en Sistemas de Cultivo Recirculante" cuyo autor es Bruce Bugbee.

¿dónde puedo obtener más información sobre el tema? Lamentablemente no encontré más en los otros boletines. ¿Tienen el e-mail del Sr. Bugbee? Saludos cordiales,

Marcelo Ruminot
Santiago, Chile

dema@entelchile.net

La información que necesita la puede conseguir en la siguiente dirección web: http://www.usu.edu/~cpl/hsapaper.html . El e-mail del Dr. Bugbee es: bugbee@cc.usu.edu

Estoy poniendo en practica mis conocimientos sobre este fascinante sistema de cultivo, a pesar que he realizado pruebas a nivel casero y que han sido todo un éxito, quisiera tener un poco mas de información sobre el cultivo de pimiento morrón.

* ¿Qué sistema aplico para tener eficiencia en la producción?
* ¿Qué fórmula aplico para este cultivo y cuál es el pH y cF?
* ¿Cuál es la mejor manera de programar la producción?

Agradeciendo desde ya su respuesta: Los felicito por esta gran campaña de información de hidroponía.

Andrés Villouta A.
Santiago, Chile

avillouta@yahoo.com

El sistema más apropiado para cultivar pimiento morrón es el riego por goteo. Puede aplicar la misma fórmula para tomate.  Para programar la producción, se debe tener en cuenta los pedidos que debe atender, ya sean éstos diarios, interdiarios o semanales.  Para la programación se debe considerar algunas acciones que tomarán algo de tiempo como: la germinación de la semilla alrededor de 20-30 días, el crecimiento de las plántulas, el transplante definitivo a los sacos con sustrato, entre otros.

El pH de la solución nutritiva puede estar dentro del rango 6.0-6.5 y la CE entre 2.0 y 2.5 mS/cm (20 y 25 cF).


Trabajo en nutrición vegetal asesorando agricultores. Ya que la hidroponía es una vanguardia en la agricultura, aún me asaltan algunas dudas.

Me gustaría que me orientaran en el siguiente aspecto. ¿Qué cantidad de boro en ppm es necesario para obtener un buen desarrollo floral y vegetativo en el cultivo de fresas en lana de roca?.

En la actualidad estoy usando diferentes productos comerciales en la solución del tanque de fertilización con buenos resultados, pero depende del fabricante, la concentración porcentual del producto, sus aditivos  (aminoácidos, agentes quelatantes). Se hace muy difícil tener un dato exacto sobre la concentración que tiene la solución. En estos momentos que existe problema con la floración, es un dato muy importante para mí. Gracias y espero sus respuestas.

Carlos León
Sevilla, España

carlosleon@wanadoo.es

Para el cultivo de fresa un rango óptimo de boro está entre 0.5-0.7 ppm (mg/L); por encima de 0.7 ppm se puede presentar toxicidad. La solución nutritiva puede tener una concentración óptima de boro pero depende del estado de crecimiento del cultivo, en el caso de la floración,  el cultivo exige un continuo suministro de boro en los puntos de crecimiento.  Este problema lo puede contrarrestar aplicando algún abono foliar que aporte boro; inclusive puede aplicar un producto que aporte simultáneamente calcio y boro porque muchas veces la deficiencia de boro va acompañada de calcio y viceversa.


Estoy cultivando jitomate en un sistema NFT y me interesa conocer las concentraciones tóxicas del calcio y cobre. El calcio porque si proveo todo el nitrógeno con nitrato de calcio, estimo que los niveles podrían llegar a unos 1,000 ppm. Por otro lado, tengo 10 m de tuberías de cobre y pienso que éstas podrían ser tóxicas. Gracias.

Ricardo de Robina
México
rrobina@prodigy.net.mx

Una concentración óptima de calcio en la solución nutritiva está entre 150 a 200 ppm (mg/L); y, la de cobre, entre 0.10 a 0.15 ppm. Para mayor información, puede consultar el nuevo libro "Soluciones Nutritivas en Hidroponía".

Actualmente trato de conseguir información respecto a la producción comercial del FVH. He leído sobre este tema pero, en el Manual Práctico de Hidroponía solo encontré la forma casera de obtenerlo. Por ejemplo se habla de nebulizar, de regar cada cierto tiempo, de controlar la temperatura y la iluminación, etc. He visitado otros sitios web y mencionan que producen en invernaderos con rendimientos de 100 a 200 Kg/día.

Supongo que como parte de la proyección social que hace la universidad, el Centro de Investigación de Hidroponía brinda algún tipo de asesoramiento.  ¿Esta experiencia sirve como una alternativa para mantener una cantidad pequeña o regular de ganado?

Quisiera tener la oportunidad de visitar un invernadero, ya que tengo en mente un proyecto de crianza de ganado lechero en pequeña escala, con el fin de aumentar mis ingresos. Como Uds. saben, la situación por la que estamos pasando muchas familias es muy difícil, sobre todo en zonas donde escasea el agua y lo poco que se produce es atacado por las plagas, sin poderse hacer algo por falta de dinero para comprar insecticidas.

Apelo a Uds. por tan importante proyecto que viene realizando la universidad, para que sus fines de proyección social lleguen no solo a Lima sino también a mi pueblo que está lejos de esa tecnología.

Confío plenamente en su favorable respuesta y espero ser favorecida . Muchas gracias de antemano

Dora Escobedo Pérez
Arequipa, Perú
descobed@ucsm.edu.pe


Existe diversa literatura sobre FVH.  Puede revisar los diferentes números del boletín informativo de Red Hidroponía, sobre todo los números 7 y 8, donde aparecen artículos sobre el tema.   También puede servirle las respuestas que hemos dado a quienes nos escriben en la sección Nos Preguntan y.... Respondemos.  Un libro interesante es el de Carlos Arano (carano@bigfoot.com): "Producción de FVH y otros métodos de cultivo sin tierra".

La forma de producción que aparece en el Manual Práctico de Hidroponía también puede ser llevado a una producción comercial.  En este caso, las semillas se colocan en bandejas, y éstas se colocan en estantes o andamios metálicos de 6-7 pisos o niveles.  Los rendimientos logrados es de 7-10 Kg de FVH por Kg de semilla de cebada en un tiempo de 10-12 días.

Antes de iniciar una producción comercial, es aconsejable aprender a producir primero FVH en forma artesanal o casera, esto con la finalidad de dominar la técnica de producción. Este sistema de producción es ideal para las condiciones que Ud. menciona como escasez de agua, etc.

Llevé el curso de Hidroponía en el mes de Setiembre, y en Octubre comencé a producir lechugas de la variedad Fanfarre y Dark Green Boston. Tengo algunas interrogantes:

* Tengo lechugas de tres semanas en sistema de raíz flotante; las raíces están oscuras; a pesar de que oxigeno la solución nutritiva tres veces al día (8:00 am, 12:00 m. y 6:00 pm) durante un minuto. Los días son muy soleados, pero las plantas están bajo sombra al 50% y el agua se mantiene fría durante el día y aun mas en la noche; por lo que he observado un crecimiento lento.

*. En el curso se indicó, que se debe hacer tres aplicaciones foliares contra la deficiencia de calcio. ¿En qué etapa del crecimiento de las lechugas se debe hacer? ¿cuáles son los fertilizantes recomendados y en qué cantidad y forma? ¿Cuáles son las consecuencias de no realizar este abonamiento? Les agradezco por su atención,

Hugo Tarrillo Olivas
Arequipa, Perú

hugotarrillo@hotmail.com


El oscurecimiento de las raíces probablemente se deba a una contaminación de la solución nutritiva por algún tipo de bacteria. Debe tener cuidado de oxigenar la solución nutritiva con manos y utensilios bien limpios para evitar este problema.

Las aplicaciones foliares de calcio se deben realizar semanalmente durante el primer transplante y transplante definitivo. Puede aplicar Wuxal calcio (2.5 ml/L) o cualquier otro fertilizante foliar similar a base de calcio/boro.  Si no se aplica, aparecerán síntomas de deficiencia de calcio; en lechuga se llama quemadura de puntas (tip burn), sobre todo en lechugas del tipo mantecosa o butter head.

Soy egresada de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad Nacional de Trujillo, y estoy realizando mi tesis sobre cultivo hidropónico de lechuga, y quisiera que me ayudaran.

* ¿Cuál es la ventaja del sistema NFT frente a los contenedores con techo de poliestireno expandido
* ¿Cuál es la CE y pH adecuados para el cultivo hidropónicos de lechuga?
* ¿Cómo puedo hacer para conseguir la solución hidropónica La Molina?

Agradezco por anticipado la ayuda que me puedan brindar, y a la vez hago llegar mis felicitaciones por su boletín. Se despide hasta una nueva oportunidad.

Patricia Rivera Sánchez
Trujillo, Perú

pattyers@mixmail.com

La producción de lechuga en sistema NFT es ligeramente mayor al sistema de raíz flotante; por ejemplo, para un área de 100 m2, el área efectiva es de 80 y 60 m2 para NFT y raíz flotante respectivamente, por lo tanto, el número de plantas es mayor por unidad de área.  Por otro lado, el consumo de agua y nutrientes es menor en sistema NFT y mayor en raíz flotante.

La conductividad eléctrica de la solución nutritiva es de 2,0 mS/cm y el pH 6.0-6.5. La solución hidropónica La Molina lo puede adquirir directamente a nosotros o la puede preparar Ud. misma, según las indicaciones que aparece en la web.


Estoy considerando comenzar un proyecto hidropónico de cultivo de pimentón en Venezuela. Las temperaturas de la zona van de 25º a 38º C; como estamos al nivel del mar; la humedad relativa es alta. Estoy pensando en un sistema de mangas verticales con sustrato de cáscara de arroz y un agregado de barro cocido ligero que aquí se vende comercialmente.

La semilla híbrida es muy costosa (US $ 300 por 10.000 semillas); y las semillas de variedades conocidas están alrededor de US $10 por 10.000 semillas. Pienso utilizar la solución hidropónica La Molina ya que aquí se consiguen casi todos los elementos.

En cuanto al invernadero, sólo dispongo de 500 m2 y he calculado que si utilizo el sistema vertical separando las filas y las columnas, podría colocar 100 columnas de 20 plantas cada una o sea 2,000 plantas.

Con respecto al riego, pienso utilizar un sistema computarizado que permita llenar el tanque de mezcla y airearlo antes de regar. Tengo las siguientes preguntas:


* ¿es factible colocar este número de plantas en este espacio?
* ¿la solución hidropónica es la misma durante todo el ciclo o debo variarla de acuerdo al estado de crecimiento? Se puede reciclar la solución nutritiva?
* ¿cuan frecuente debo regar y por cuanto tiempo?
Con gracias anticipadas por su atención me despido de ustedes

Francisco Rojas
Caracas, Venezuela

franroja790@cantv.net
frojas790@hotmail.com

El sistema de columnas no es apropiado para cultivar pimiento; lo recomendable es utilizar sistema de riego por goteo.

La semilla de la variedad híbrida cuesta más porque produce mayores rendimientos (20-30 Kg/m2) con respecto a la otra variedad (5-7 Kg/m2). La densidad es de 2-3 plantas/m2, se colocan mangas en doble fila separados 0.6-0.8 m; la separación entre plantas es 40 cm.  Por lo tanto, en 500 m2 puede tener una densidad de 1,000-1,500 plantas.

En la formulación de la solución nutritiva preparada con solución hidropónica La Molina, deberá cambiar el superfosfato triple por fosfato monopotásico o fosfato monoamónico porque estos son los recomendados para sistema de riego por goteo. El superfosfato triple contiene arena como materia inerte y puede obturar los goteros.

NUEVAS PUBLICACIONES  

Australian Hydroponic & Greenhouse Conference 2001 Proceedings por AHGA. 116 p. Informes: http://www.practicalhydroponics.com.

Manual Práctico de Hidroponía por Alfredo Rodríguez-Delfín, Milagros Chang, Marilú Hoyos & Fernando Falcón. 2001. 2da edición. Centro de Investigación de Hidroponía y Nutrición Mineral. Universidad Nacional Agraria La Molina. Lima, Perú. 100 p. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia/manual.htm

Proceedings of the World Congress on Soilless Culture: Agriculture in the Coming Millenium por A. Barthal y Z. Plaut. 2001. International Society for Horticultural Science. Acta Horticulturea No 554. Bélgica 354 p. Informes: Http://www.ishs.org

Soluciones Nutritivas en Hidroponía: Formulación y preparación por Alfredo Rodríguez-Delfín, Milagros Chang & Marilú Hoyos. 2001. Centro de Investigación de Hidroponía y Nutrición Mineral. Universidad Nacional Agraria La Molina. Lima, Perú. 100 p. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia/nuevo-manual.htm

The World of Orchids. A Practical guide to cultivating in soilless culture por Jack Ross. 2001. Casper Publications Pty Ltd. Australia. Informes: http://www.practicalhydroponics.com.


PROXIMOS EVENTOS

Enero 12, 19 y 26, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Febrero 2, 9, 16 y 23, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Febrero 7-9, 2002. 4th Complete Hydroponic Growers Conference. California Wine Center, Rohnert Park, Santa Rosa, California. EEUU. Informes: info@amhydro.com web: http://www.amhydro.com

Marzo 2, 9, 16 y 23, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Abril 1 – Junio 15. Curso Internaciobal de Producción de Hortalizas. Centro Internacional Egipcio para la Agricultura. El Cairo. Egipto. Informes: Embajada de Egipto en cada país.

Abril 6-9, 2002. International Symposium on the Horizons of Using Organic Matter and Substrates in Horticulture. Faculty of Agriculture. Ain Shams University. El Cairo. Egipto. E-mail: ruafah@rusys.eg.net

Abril 6, 13, 20 y 27, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Abril, 18, 19 y 20, 2002. 3er Congreso y Curso Internacional de Hidroponía. CEMEXPO, Toluca. México. Informes: e-mail: anilusa@prodigy.net.mx web: http://www.hidroponia.org.mx

Mayo 4, 11, 18 y 25, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Mayo 12 – Junio 20, 2002. 5º Curso Internacional de Especialización de Cultivo Sin Suelo, Universidad de Almería, España. Informes :mgavilan@ual.es web: http://www.hidroponia.ual.es

Mayo 28 – Julio 16, 2002. International Course on Presurized Irrigation Systems. Shefayim Training Center, Israel. Informes: Embajada de Israel en cada país, e-mail: english@cinadco.co.il

Junio 1, 8, 15 y 22, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Junio – Julio, 2002. 9º Curso Master Hispano-Americano de Fertilizantes y Medio Ambiente. Universidad Autónoma de Madrid, España. Informe: c.cadahia@uam.es web: http://www.fertimaster.com

Julio 6, 13 y 20, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Agosto 5-7, 2002. 5to Curso Práctico Internacional de Hidroponía. Centro de Investigación de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Agosto 11 - 17, 2002. XXVI ISHS International Horticultural Congress. Pacific Agri-Food Research Centre. Toronto, Canadá. Informes: looneyn@em.agr.ca

Setiembre 7, 14, 21 y 28, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe , http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Octubre 5, 12, 19 y 26, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe, http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Noviembre 2, 9, 16 y 23, 2002. Curso Práctico de Hidroponía. Módulo de Hidroponía. Universidad Nacional Agraria La Molina. Informes: redhidro@lamolina.edu.pe, http://www.lamolina.edu.pe/hidroponia

Noviembre 18-20, 2002. The South Pacific Soilless Culture. Massey University. Palmerston. Nueva Zelanda. Informes: email: e-mail: M.Nichols@massey.ac.nz web: http://www.SPSCC.org

Noviembre 5 – Diciembre 10, 2002. R & D in irrigation and fertigation in Controlled Environment. Agricultural research Organization. Informes: Embajada de Israel en cada país, e-mail: english@cinadco.co.il


RED DE HIDROPONIA - BOLETIN INFORMATIVO
© 200
2 Centro de Investigación de Hidroponía y Nutrición Mineral

Universidad Nacional Agraria La Molina. Av. La Universidad
s/n  La Molina. Lima 12. Perú
Telf. (51-1) 349-5669 / 349-5647 Anexo 276. Fax (51-1) 349-5670 / 349-6015

redhidro@lamolina.edu.pe

2002