PODAR: EL ARTE DE  ARMONIZAR LAS PLANTAS
Hoy en día existen muchas técnicas
Publicada el día: jueves, 27 de abril de 2006


Con el fin de no cometer errores y respetar al ser vivo que es la planta, árbol o arbusto, la poda debe emprenderse con conocimientos de técnicas de corte, que se adaptarán a cada caso. Aunque no es difícil, podar significa intervenir en la naturaleza de la planta por lo que conviene evitar cualquier traumatismo que la perjudique. La poda comienza observando el ejemplar detenidamente y descubriendo las ramas dañadas, enfermas o muertas al ras del tronco. Cortar éstas no supone peligro alguno, pero para determinar qué ramas adicionales sacar sí habrá que ser cauteloso.


¿Por qué es necesario podar? Si ha elegido la planta apropiada para el lugar correcto y ha previsto el espacio suficiente, lo más probable es que no necesite podar muy a menudo. Tendrá que cortar unos cuantos vástagos o ramas de vez en cuando según vaya haciéndose adulta, pero la poda no será una tarea muy laboriosa. Sin embargo, algunas veces, las circunstancias obligan a podar. Por ejemplo, las ramas de un árbol pueden impedirle ver nada cuando salga del camino de entrada en reversa, o quizá se haya mudado a una casa con un jardín tan descuidado que se ha convertido en una jungla.



La mayoría de las plantas echan hojas y brotes nuevos desde la primavera hasta mediados de verano. La fotosíntesis se produce con mayor intensidad en este período, generando alimento (en forma de azúcares) para la planta. Cuando el calor del verano empieza a apretar, los azúcares se trasladan gradualmente a las partes leñosas y a las raíces de la planta, donde quedan almacenados durante el periodo de dormición. Cuando llega la primavera, los azúcares almacenados se utilizan para propiciar el nuevo crecimiento. La poda se acomoda a este ciclo: se realiza normalmente a finales del periodo de dormición o durante el verano. En algunas plantas, la combinación de ambos omentos propicia los mejores resultados.


Tenga en cuenta que estas indicaciones sirven para climas con cuatro estaciones diferenciadas y fríos invernales bien definidos. En las zonas con inviernos más cálidos, los tiempos de poda variarán en función del clima del lugar de procedencia de la planta.

La UNALM y el departamento de Fitotecnia de la facultad de Agronomía viene desarrollando una serie de cursos denominados “Poda de plantas: ciencia y arte”. Para mayores informes contacterse con la Oficina Académica de Extensión y Proyección Social de la Universidad Agraria (teléfonos 3495617 o 3495618).

El temario del curso incluye Estructura y Arquitectura de plantas, Objetivos de la poda, Tipos y épocas de podas, Práctica: Herramientas, equipos e indumentarias usadas en la poda, Poda de plantas herbáceas olerícolas, plantas herbáceas ornamentales, plantas arbustivas ornamentales, plantas arbóreas frutícolas, Poda de plantas arbóreas ornamentales, Tratamiento posterior a la poda, y Medidas de seguridad en la poda.